¿Qué necesita un gato cuando llega a casa?

Cuando adoptamos a un gato debemos tener claro que para mantenerlo en buen estado en nuestra casa, que sea feliz y que pueda hacer vida normal necesitamos tener algunas cosas preparadas.

Lo primero que necesita un gato cuando llega a casa es atención y espacio, atención cuando lo necesite y espacio para que se acostumbre al hogar. Estas dos cosas son acciones, pero también necesitan objetos físicos en su día a día. No va a hacer falta que cojas papel y bolígrafo porque son cosas muy sencillas.

Un arenero

Es el lugar donde tu gato hará sus necesidades. Debe ser lo suficientemente grande como para que pueda estar de cuerpo entero en cima. En areneros pequeños puede calcular mal las distancias y no atinar bien.

La arena también es importante, en supermercados y tiendas de mascotas la vas a poder encontrar. Existen dos tipos de arena que predominan en el mercado.

  • Arena de sílice: es inodora y se empapa muy bien la orina de gato además de que absorbe muy bien su olor. Algunos gatos no la reconocen como arena y prefieren no hacer sus necesidades en ella.
  • Tierra: pequeñas piedrecitas con bastante polvo. Es arena como la arena normal y corriente pero especial para que absorba la orina del gato.

El importante que, independientemente de la arena que uses, la tires cuando este muy sucia y limpies el arenero. Si no lo haces tu gato puede que vea otros sitios como “servicio” y orine en el sofá la cama…

Una cama

La cama es su lugar de seguridad y a donde se retirará cuando esté cansado. El importante que sea un lugar blandito y suave, en definitiva, comfortable. No hace falta que sea una cama especial para gatos, puede ser una manta, una toalla, un cojín grande…

La cama debe ser un sitio que esté limpio, así que deberás ir retirando los pelos que vaya dejando. Si su cama está sucia es posible que busque otro lugar como una camiseta, jersey, vestido e incluso bolso o mochila.

Gato en una caja
Cualquier cosa les puede parecer ideal para meterse.

Un trasportín

Lo necesitarás para las visitas al veterinario. Un gato no es como un perro que está acostumbrado a estar en la calle, sobre todo si se ha criado en una casa. Los gatos se estresan y se ponen nerviosos con facilidad, llevarlo en brazos al veterinario con la cantidad de ruidos que hay por la calle no es conveniente, podría arañarte y huir espantado.

Los juguetes

Los juguetes son herramientas para mantener a nuestros gatos entretenidos y que no jueguen con cosas que no nos interesa. Pelotas, cuerdas, peluches y una infinidad de cosas que los van a distraer. Entre los juguetes es indispensable proporcionarle un rascador desde pequeño o desde que esté contigo si ya es algo más grande.

El rascador le desviará de conductas que no convienen para mantener la casa en buen estado, un ejemplo son arañazos en los marcos de las puertas, en las esquinas del sofá o en el tapizado de las sillas. Los gatos necesitan afilar y renovar sus uñas, rascar les ayuda y lo hacen instintivamente.

Gato con rascador sofisticado
Esto es un ejemplo de rascador. Se trata de un centro de entretenimiento, tiene todo tipo de juegos y hasta una hamaca.

Con estas cosas ya deberías tener lista la llegada de tu nuevo gato a casa. ¿Por qué no dejas un comentario? Así nos explicas los primeros días de tu gatito en su nuevo hogar.

Valora el contenido
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas 9 Votos
Promedio: 5,00 de 5
Cargando…