¿Por qué mi gato no come?

Por lo general, cuando alguien se preocupa de que su gato no come es porque ha visto que su peso ha disminuido. ¿Por qué puede pasar esto?

En este artículo vamos a intentar dar una explicación lógica a las razones más comunes por las que su mascota deja de comer.

Puede ser de interés: Detectar mala nutrición en gatos

Problemas médicos

  1. Dolor al comer. Si el gato siente dolor al comer, instintivamente puede que evite comer para no tener que lidiar con esta acción dolorosa aunque tenga hambre. Un ejemplo habitual es que tenga problemas dentales, una fisura en la mandíbula o problemas de columna.
  2. Problemas de digestión. Si cualquier parte del sistema digestivo de tu mascota no funciona correctamente, puede que el gato se sienta enfermo y no coma. Ejemplos de estas afecciones son tumores o inflamación de cualquier parte del tracto digestivo de la boca hasta el ano.
  3. El sistema inmunológico purga el cuerpo. En el caso de sufrir algunas enfermedades, inflamaciones o infecciones, sistema inmunológico del gato puede ordenar al cuerpo que se purgue a sí mismo. Como resultado el gato vomitará, tendrá diarrea y dejará de comer.
  4. Otros. A veces puede ser porque su gato ha perdido el olfato y le resulta complicado identificar la comida. Hay muchas otras razones, pero estas son poco comunes. Los gatos mayores también llega un punto en que dejan de comer, bien porque otras afecciones están sucediendo en su cuerpo o porque han llegado a cierto punto en que son muy viejos.

Nuevos alimentos en la dieta

Muchos gatos, especialmente aquellos que han sido alimentados con pienso desde su nacimiento, pueden no reconocer nada más que eso como alimento. Los gatos pueden tener instintos depredadores y cazar ratones, pero no comérselos porque en su mente no son un alimento.

Si tiene la necesidad de cambiar la alimentación de su gato, debe hacerlo gradualmente. Mezclar la comida vieja con un poco de la nueva hasta completar el cambio.

Estrés

Se puede experimentar de diferentes maneras, y puede también disminuir el apetito de tu mascota. Es probable que lo sepa por propia experiencia, lo important es identificar porque el gato esta estresado y solventarlo, entonces volverá comer.

Ubicación diferente del cuenco de comida

El tazón de comida y agua ha sido cambiado de sitio. Ahora el gato no lo encuentra o la habitación donde ha sido colocado le produce temor e inseguridad.

También puede ocurrir que hayas introducido un nuevo animal en casa como otro gato o un perro y este intimide al otro cuando van a comer porque tienen los cuencos muy cerca. En este caso procure que estén en diferentes zonas para evitar conflictos territoriales.

Cuenco de comida cerca de la caja de arena

La caja de arena, la comida y el agua deben estar separados. ¿Por qué? Por naturaleza los sitios de donde se come y donde se hace caca están separados. Un gato que huele a caca cerca de donde hay alimento seco (animales muertos) puede asociar ambos olores y crear una aversión contra la comida.

El cuenco es demasiado pequeño u hondo

A los gatos no les gusta que sus bigotes toquen constantemente algo. Un cuenco hondo o pequeño facilita que los bigotes rocen los bordes o la comida adyacente al centro del cuenco. Por lo que se deben evitar cuencos de estás características y probar con un plato.

Medicamentos en la comida

Introducir los medicamentos en la comida puede ser la manera más fácil de que su mascota los ingiera, pero éstos pueden tener mal sabor y no ser del agrado del gato. Cuando esto pasa se recomienda tirar todo el pienso del cuenco, limpiarlo y poner comida de nuevo. Y cómo es lógico, buscar otra manera de dar los medicamentos a su mascota, es importante que coma pero también que continue con su tratamiento.

Valora el contenido
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas 7 Votos
Promedio: 5,00 de 5
Cargando…