Frutas prohibidas para gatos

Los gatos son seres vivos diferentes a los humanos. Son carnívoros por naturaleza y su estómago no está preparado para comer según que tipo de vegetal. Es por eso que existen determinadas frutas prohibidas para gatos. Aun así hay frutas que sí que pueden comer los gatos.

Es necesario conocer el alimento que le damos a nuestro gato, los vegetales en pequeña cantidad pueden ser beneficiosos pero es necesario saber el qué. De origen vegetal, hay alimentos que no debes darle de comer a un gato, especialmente cebollas y derivados. Lo mismo pasa con las frutas, algunas mejor que estén lejos del alcance de tu gato.

Puede ser de interés: ¿Los gatos pueden comer fruta?

Frutas malas para el gato

Todas las frutas tienen azúcar, que nosotros tenemos que controlar en la dieta de nuestra mascota. No conviene que los gatos ingieran azúcar, pero la fruta en pequeñas cantidades puede ser beneficiosa, ya que aportan nutrientes que no se encuentran habitual en la comida seca para gatos (pienso) y comida húmeda (latas de mouse, leches para gato…).

Por lo tanto, evita que el 15% de la dieta de tu gato esté basada en frutas, no debe sobrepasar ese porcentaje. El gato es un ser carnívoro y su dieta debería ser 100% de alimentos de procedencia cárnica.

Lista de frutas dañinas para gatos

Las frutas que nunca debes dar a tu gato son las siguientes:

  • Aguacate. Esta fruta contiene muchas grasas, los gatos no son capaces de procesar correctamente las grasas vegetales ni las animales. Cuando ingieren grasa, ésta puede afectar al páncreas de nuestra mascota. Además, contiene persina, sustancia tóxica para muchos animales, perros incluidos.
  • Plátanos y bananas. A pesar de que se sienten atraídos por el olor de esta fruta e incluso intentan lamer la piel, se debe evitar darles plátano porque luego tendrá diarrea.
  • Uvas. Las sustancias que contiene esta fruta pueden causar problemas renales a nuestra mascota. Evitarlas a toda costa, incluso las pasas (uva seca).
  • Naranjas, limones y frutas cítricas en general. Causan dolor en el estómago del gato que no está acostumbrado al ácido cítrico. No debes temer, no soportan el olor de los cítricos igual que los perros.
Lima cítrico fuerte
Ni se te ocurra darle una lima a tu gato, puedes hacerle pasar un muy mal rato si decide lamerla.

Conclusión

Los gatos son seres vivos que se alimentan de otros animales, se debe evitar darles de comer alimentos de procedencia vegetal. Aun así, la fruta les puede aportar nutrientes que no se encuentran en los animales, vitaminas y minerales en general.

Las frutas deben ser una gominola para los gatos, es decir, no se las debemos dar cada día. Se tratan de un complemento en su dieta para combatir posibles déficits vitamínicos.

Valora el contenido
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas 9 Votos
Promedio: 5,00 de 5
Cargando…