Detectar mala nutrición en los gatos

Los piensos de mala calidad pueden acarrear una mala nutrición en los gatos. Esto con el tiempo conlleva problemas de salud en nuestra mascota. Cuando esto pasa, poco a poco aparecen síntomas o indicadores de las deficiencias nutricionales en el gato. Si no se cuida desde un principio nuestra pequeña mascota puede tener problemas digestivos y ser más propenso a los parásitos intestinales.

A continuación os dejamos algunos detalles con los que podréis identificar algunos de los problemas más comunes y como solventarlos.

Síntomas comunes

Con el fin de identificar algún problema de nutrición es esencial y necesario conocer algunos de los síntomas más comunes que se muestran en los gatos. Son los siguientes:

  • Pelo sin brillo. El pelaje se ve sin brillo a la luz y el tacto es más bien áspero. Esto se debe a que el pelo no crece bien porque faltan nutrientes.
  • Trastornos alimenticios. El gato se muestra reacio a comer la comida que le pones.
  • Heces anormales. Podría ser que tiene diarreas continuadas o todo lo contrario, períodos en los que a penas hace de vientre.
  • Cambios de comportamiento. La falta de nutrientes puede afectar a su comportamiento, volviéndose más hiperactivo o, lo más común, muy tranquilo y que a penas se mueve.
  • Variación de peso. Cuando el gato se engorda o adelgaza muy rápido es un síntoma claro de una mala nutrición.
  • Alteraciones en la piel. Excesos de grasa en la cola o aparición de caspa en el pelaje pueden estar producidas por carencias nutritivas.

Falta de nutrientes básicos

Proteínas

En el caso de que exista una deficiencia de proteínas en la dieta del gato, el felino sufrirá cambios en su organismo. Las proteínas son las encargadas de regenerar los músculos y formar tejidos celulares. El sistema inmunológico también depende de las proteínas por lo que puede hacerlo susceptible a padecer enfermedades más fácilmente que otros gatos bien alimentados.

Atento a los siguientes síntomas de falta de proteínas:

  • Pérdida de masa muscular.
  • Trastorno de crecimiento.
  • Cambios en la piel.
  • Enfermedades infecciosas habituales.

Hidratos de carbono

Son responsables de la energía del gato en su día a día. Si el gato está falto de hidratos de carbono es posible que lo veas más decaído de lo normal, apático y que se mueve poco. Estos síntomas junto a un aliento fétido son indicadores de una deficiencia de hidratos de carbono en su dieta.

Grasas

Los lípidos son esenciales para la creación de los tejidos que protegen los órganos del gato y necesarias para el transporte de las vitaminas liposolubles. Una falta de grasas en su dieta dificulta su absorción.

Atento a los siguientes síntomas de falta de grasas:

  • Cambios en el peso.
  • Alteraciones en la piel como descamación.
  • Enfermedades infecciosas recurrentes.
  • Pelaje débil y áspero.

Falta de vitaminas y minerales

La falta de vitaminas y minerales causa en cualquier ser vivo problemas de salud. Este problema esta relacionado con los siguientes síntomas:

  • Pelaje pobre, menos pelo.
  • Temperatura corporal baja, inferior a 38 o 39 grados centígrados.
  • Debilidad corporal.
  • Alteración del crecimiento en gatos de menos de un año.
  • Dermatitis y otras afecciones en la piel.
  • Cambios de humor. Más inquieto de lo normal.
  • Infecciones recurrentes.
  • Falta de hambre.

Alergias a diferentes alimentos

Problemas de piel, vómitos y diarreas, otitis y parásitos recurrentes en nuestro gato pueden estar provocados por alimentos que no les sientan bien a su organismo. Es común que el organismo de los gatos rechace la proteína de algunos alimentos, por eso es importante darles pienso de calidad y evitar el contacto con comida humana.

Cómo corregir una mala nutrición

La falta de algunos nutrientes puede ser devastadora para la salud de nuestra mascota. A lo largo del artículo podréis haber visto algunos síntomas que se hacen evidentes cuando el gato tiene una mala nutrición. Si creéis que vuestro felino presenta un déficit nutricional porque coincide con alguno de los síntomas o indicadores aquí expuestos, es vuestro deber llevarlo de inmediato a un veterinario para que valore su estado y empezar a tratarlo antes de que los problemas vayan a más.

No intentéis solucionarlo a vuestro parecer, un veterinario sabrá más que nadie como tratar a tu mascota. Son problemas habituales y que tienen solución, por favor haced una visita al veterinario y que haga un diagnóstico. No dudéis en aportarle toda la información que sea necesaria.

Valora el contenido
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas 8 Votos
Promedio: 5,00 de 5
Cargando…