Bañar a un gato: ¿Es necesario?

Foto de J. Triepke Licencia CC

Es popularmente conocido el miedo al agua que tienen los gatos, aunque no siempre es así. Hay gatos que les gusta nadar como por ejemplo el gato Savannah y otras razas. Aunque depende de los gustos de cada animal. Es probable que te preguntes si bañar a un gato es bueno y le aporta beneficios.

En este artículo de SobreGatos.com vamos a hacer que salgas de dudas respecto a esta cuestión, además de darte algunos consejos en el caso de que tengas que bañar a tu pequeño minino porque se ha ensuciado mucho.

¿Se debe bañar a un gato?

Si te tenemos que dar una respuesta así rápido, la respuesta es que depende de cada mascota. Los expertos y veterinarios dicen que no hace falta bañar a un gato si está sano y tiene una higiene cuidada, ellos mismos se limpian. En casos de ver una higiene anormal por parte de tu gato acude a un veterinario si no quieres que derive en otros problemas más graves. Por lo que bañar a un gato no es necesario, pero se puede hacer si se necesita.

Los gatos son unos de los animales más limpios, dedican mucho tiempo a limpiarse. Se pasan la lengua por todo su cuerpo con la que retiran pelos sueltos y con su saliva limpian la suciedad que puedan tener. Normalmente con un gato de pelo corto no te tienes que preocupar mucho en este aspecto, si es un gato con pelo semilargo o largo si que se recomienda un cepillado complementario a su higiene individual.

A pesar del dicho de que los gatos odian el agua, existen algunas razas propensas a gustarles el agua, como el gato savannah, el bengalí o la raza ashera que les encanta mojarse. Además, suelen ser buenos nadadores y no tienen ningún reparo en querer bañarse. Aun así no se debe abusar del baño con los gatos, un exceso de los mismos podrían dañar los aceites que tiene su piel y poner en peligro su salud.

Cuándo baño a un gato

Como hemos comentado, existen situaciones en las que debemos bañar a nuestro minino. Las diferentes situaciones extraordinarias podrían ser las siguientes:

  • El gato tiene pulgas y el tratamiento es mediante un champú o solución tópica.
  • Hace mucho calor y el gato está mareado. Un baño en frío podría ayudar a refrescarlo.
  • El gato a dejado de limpiarse por alguna razón desconocida. Puede quede tu veterinario recomiende limpiarlo manualmente.
  • Si has acogido un gato de la calle y está sucio. Recuerda desparasitarlo también.
  • El gato tiene el pelo largo o semilargo y se han formado nudos. Existen champús y métodos para desenredar el pelo de los gatos con agua.

Existen otros motivos pero estos son los más frecuentes, únicamente en estos casos será necesario bañar al gato. Existen toallitas y champús en seco que sirven para limpiar a nuestros felinos favoritos sin tener que recurrir al agua.

Consejos para bañar a un gato

Antes de bañar a un gato es importante tener en cuenta diferentes factores para que se convierta en una experiencia satisfactoria y agradable en lugar de un hecho traumático para el felino. A continuación algunos consejos útiles:

  • Usa agua tibia, ni mi muy fría ni muy caliente. Podría reaccionar mal ante temperaturas extremas.
  • Si es la primera vez, no hagas movimientos bruscos y ten paciencia. Si tu te alteras el animal reaccionará parecido.
  • Acarícialo mucho, para que asocie esos momentos con estar a gusto.
  • Usa una toalla o alfombra en el fondo de la bañera o plato de ducha para evitar que se resbale.
  • Sécalo con una toalla antes que con el secador, puedes hacer una prueba para ver si soporta el sonido de este último.

Cuánto más practiques con tu gato el acercamiento al agua, más fácil será bañarlo. Ante todo recuerda tratarlo bien durante todo el proceso para que quiera repetir y no pase un mal rato. Quiere a tu mascota.

Valora el contenido
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas 7 Votos
Promedio: 5,00 de 5
Cargando…