10 consejos para nuevos dueños de gatos

Los gatos se convierten en grandes compañeros y pasan a estar muy presentes en nuestras vidas. Ser el dueño de un gato no implica solo darle de comer, sino también de proporcionarle un espacio seguro y un ambiente en el que se sienta feliz.

Puede que estés pensando en tener un gato o lo tengas desde hace poco. En este artículo te vamos a explicar algunas cosas que es bueno saber cuando se empieza a tener relación con un gato.

Consejos para nuevos o futuros cuidadores de gatos

  1. Las golosinas felinas son una excelente herramienta para ganarse la confianza de un gato joven, pero con cuidado de no malcriarlo ni sobrealimentarlo.
  2. Antes de traer un gato a casa asegúrate de tener tiempo para él en tu rutina. Puede que seas una persona muy atareada y aunque no se tengan que sacar a pasear como los perros, un gato solo puede sentirse infeliz si solo te ve un rato.
  3. A los gatos les encanta jugar. Los ratones de juguete, cuerdas, plumas e incluso las cajas vacías les pueden divertir mucho. Intenta proporcionarle algún método de juego para ratos en los que no puedas estar presente y jugar con él.
  4. Los gatos suelen tener la manía de arañar sofás, sillas, marcos de las puertas… La lista de cosas que pueden destrozar es muy larga, existen rascadores para gatos en lo que pueden afilar sus uñas.
  5. Proporcionarle una caja de arena nada más llegue a la casa. Es importante que distinga los sitios donde puede hacer sus necesidades. La arena instintivamente le hará responder a sus necesidades, pero eso no evita que alguna vez pueda pasar un desastre y orine en el sofá.
  6. Puede parecer una tontería pero no lo es, asegúrate de que todos los miembros del domicilio no sean alérgicos a los gatos. Es una pena tener que retornar al gato o llevarlo a un centro de acogida cuando ya estaba haciendo migas con gente del hogar. Descubre si estará en contacto con personas alérgicas para evitar corazones rotos, el tuyo y el suyo.
  7. Los gatos son muy independientes, no necesitan mucho para vivir en un hogar. Procura darle todo lo que necesita y una buena alimentación. La mala alimentación en gatos puede acarrear graves problemas de salud.
  8. ¿Tienes el dinero necesario para mantenerlo? Un gato es una responsabilidad, el no va a cazar ni trabajar para ganarse un sueldo y comprarse la comida. ¿Puedes pagar la comida, veterinarios, juguetes…? Piénsalo.
  9. Puede que en tu trabajo tengas que viajar. Si vives solo, debes pensar en quién se podrá hacer responsable del gato el tiempo que tu no estés. Lo mismo pasa en los periodos de vacaciones. También existen centros para situaciones así, pero los gatos prefieren estar en su hogar. Con una visita para acariciarlo un poco y ponerle comida y agua bastará.
  10. ¿Vives en un lugar alto? Es recomendable, al menos cuando son pequeños, tapar las salidas del domicilio, como ventanas, balcones, aperturas del tragaluz, etc, con el fin de evitar que el gato salte y se rompa algún hueso.

Con estos consejos creemos que estarás a punto para tener un gato o no, puede que te lo hayas vuelto a pensar, pero en definitiva un gato no necesita muchos cuidados a parte de comida, agua, un lugar donde hacer sus necesidades y un rato de juego.

Valora el contenido
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas 7 Votos
Promedio: 5,00 de 5
Cargando…